Los pilares fundamentales del programa son la sátira política, la precariedad creativa, la transversalidad, el contacto con la actualidad más surrealista. Tod@s sabemos que l@s asturian@s tenemos un especial don para el comentario hiriente, la socarronería y el chascarrillo faltón; que somos irónic@s, bastante grandones y sobre todo muy fartones. Nos gusta discutir, hacer de menos lo ajeno y sobrevalorar lo propio, o ir al chigre y pelearnos por ver quien paga.

Además, vivimos en una de las regiones mas desindustrializadas de Europa, con mayor tasa de paro juvenil, éxodo laboral y menos futuro a largo plazo. Pero eso no importa, tod@ famos@ que se precie tiene raíces asturianas, aquí empezó la Reconquista y la sidra al cruzar el Negrón avinagra y sabe peor. Esas fuentes de nuestro ADN asturiano nos hacen ser como somos y definen el que es sin duda el lugar más surrealista de la Galaxia, ¡¡Planeta Cachopo!!

Pero lo más importante de todo esto no es ni Asturias ni nuestro programa: no olvidéis a los unicornios, que no tienen género y su sangre da la vida eterna. También deberíais adoptar galgos, y tened en cuenta que la tinta roja da alergia a la gente. Que para nosotr@s los trípodes son bípodes porque ahora ser pobre es mainstream, y que somos mucho más superiores que tod@s vosotr@s porque nuestro crowdfunder catalán mola un huevo y medio ( y un ovario y medio, no sus ofender).

Y reconócelo, como no tienes ni puta idea de lo que pasa en Asturias, nosotr@s te lo contamos.

¡SEGUIREMOS EMPANANDO!